El centro, enfocado en la validación de materias primas sustentables y de alto valor nutricional para la industria acuícola, está en la etapa final de desarrollo y contempla su apertura para el primer semestre de 2019.

ARC Pargua permitirá realizar ensayos en condiciones locales con peces propios, lo que entrega una certeza y garantías únicas en el mercado.

El nuevo Centro de Investigación y Validación de Materias Primas para la Acuicultura de Skretting está ubicado en la localidad de Pargua, a pocos metros de la planta de producción que la compañía ya posee en el sector, y se suma a los seis centros de investigación de Skretting en Noruega, Italia, China, Japón, Australia y Ecuador.

Pero, ¿cuál es el valor agregado de este nuevo centro de experimentación? En palabras de Juan Gutiérrez, Validation Unit Manager de ARC Pargua, existen dos grandes fortalezas.

ARC Pargua espera ser inaugurada en marzo de 2019 con la presencia de altas autoridades de Skretting a nivel mundial, como Therese Log Bergjord, CEO de Skretting y Rob Koremans, CEO de Nutreco.

“Nuestro centro está 100% enfocado en la validación de dietas, es decir, en la evaluación de las diferentes materias primas, aditivos y suplementos que componen nuestras dietas, y que tienen un efecto específico en la performance de los peces, según las características nutricionales del alimento y los requerimientos del cliente. Existen otros centros que definieron sus focos en temas sanitarios específicos, o en un mix entre ensayos sanitarios y no sanitarios. ARC Pargua no trabajará con patógenos (al menos en esta primera etapa), concentrando todos los esfuerzos en la validación de dietas y en el trabajo en conjunto con los clientes”.

Una segunda fortaleza a destacar, es la tremenda ventaja que existe en validar nuestras dietas con peces propios, criados en el mismo centro de validación. “Hoy no todas las empresas que hacen ensayos tienen producción propia, ya que muchas veces no es el foco de su negocio, pero la garantía final que te da producir tus propios peces es invaluable, te da una certeza de su trazabilidad, cuidado y calidad, además de favorecer la confiabilidad de los datos y resultados que se obtienen de las diferentes experiencias que se lleven a cabo, algo que puede ser trasmitido al cliente sin duda alguna” asegura Juan Gutiérrez.

Como línea aparte, ARC Pargua también permitirá a Skretting la posibilidad de realizar alianzas y trabajos colaborativos con diferentes actores locales, como universidades e institutos, con quienes se están explorando intensiones de colaboración, sobre todo con aquellas que imparten carreras y programas en áreas especializadas de la acuicultura. “Ellos necesitan contar con espacios acondicionados para llevar a cabo experiencias prácticas para sus alumnos y al mismo tiempo es interesante para nosotros el poder aprovechar esta vinculación para potenciar los conocimientos de nuestros propios trabajadores, a través de programas de magíster, diplomados, etc., generando un trabajo colaborativo y recíproco”.

La misma figura podría darse con el INIA en Temuco, quienes están interesados en involucrar a productores locales para revisar materias primas nuevas o subproductos que sean una opción para la acuicultura. “Realizaríamos un trabajo de vinculación y de entrega de conocimiento tecnológico, con la finalidad de proporcionarles herramientas que les permitan visualizar sus oportunidades. Posteriormente, los productores y el INIA podrán seguir avanzando en las mejores fórmulas para lograr volúmenes críticos de producción que les permitan tener algún grado de competitividad en esta industria, generando reales opciones de materias primas que puedan ser interesantes de incorporar en nuevas dietas comerciales”.

 

 

En línea con las tendencias globales

Las instalaciones de ARC Pargua cuentan con sistemas de recirculación de agua dulce y agua de mar, esto último, una novedad que da pie para explorar estrategias de pre engorda u otras fases que podrían realizarse en tierra, en sistemas cerrados, los cuales permiten controlar mucho mejor las variables ambientales y productivas, antes de ingresar los peces al mar.

La instalación de sistemas RAS de agua mar es un hito que posiciona a ARC Pargua a la vanguardia mundial en procesos de producción en tierra.

Estos sistemas permiten reducir la cantidad de agua utilizada y controlar las variables críticas de la producción, tales como temperatura, salinidad, oxígeno, luz, etc., las que, soportadas por nuestra plataforma RecircReady permitirán la realización de mejores ensayos y por ende nuevos y mejores productos, los cuales buscarán aportar a la sustentabilidad de la industria, tal como declara Skretting en su Programa Nuterra.

Estamos a la vanguardia en lo que a producción se refiere. Sin duda el modelo del futuro va a tomar este rumbo, al permitir controlar y modelar las condiciones ambientales que necesitan los peces antes de pasar definitivamente al mar. Los sistemas de recirculación marinos funcionan en forma similar a los de agua dulce, pero requieren de dimensionamientos y evaluaciones distintas, tanto para los sistemas de bio-filtración, tratamientos mecánicos y otros sistemas, como para la esterilización de agua, donde estamos considerando incluso hasta cuatro veces más equipos para garantizar la calidad sanitaria del agua de mar” comenta Liliam Rioja, R&D Production Manager, quien estará a cargo del funcionamiento de ARC Pargua y de las doce personas que operarán el centro.

“El beneficio de estos sistemas cerrados es que son mucho más sustentables que los sistemas de flujo abierto, los cuales involucran el uso de una cantidad de agua notablemente mayor”, asegura Liliam, “haciendo más eficiente el proceso en su totalidad”.

 

La puesta en marcha

El nuevo centro cuenta con 2.650 mt2 construidos en los cuales se emplazaron 74 estanques, 48 de ellos para ensayo (24 para agua dulce y 24 para agua de mar). Los 26 estanques restantes están destinados a producción de peces, desde ova hasta peces de 1kg.

Para más información sobre Skretting ARC Pargua, comunícate con Juan Gutiérrez, Validation Unit Manager (juan.gutierrez@skretting.com)

ARC Pargua pondrá en marcha su etapa de producción mediante el ingreso de cinco grupos de Salmón del Atlántico en distintos estadíos: smolts de 160 gramos, pre smolt de 80 gramos, alevines de 20 gramos y de 1 gramo, además de un batch de ovas ojo. “La idea es probar todos los sistemas a la vez, pasando por todas las fases productivas, desde incubación a la engorda (hasta 3 kg en estanques de ensayos marinos). El plan productivo está pensado con el objeto de llegar a tener hasta 9 batchs en un mismo momento (en diferentes estadíos productivos), de tal manera de disponer de los mejores peces para ensayos todo el tiempo” finaliza Liliam Rioja.

 

Volver arriba