El cierre de la última temporada de salmón Atlántico (Salmo Salar) continúa mostrando mejoras consistentes en los resultados productivos de nuestros clientes. Esta consolidación de resultados, se basa en las constantes innovaciones que presentan las soluciones nutricionales de Skretting, además del trabajo colaborativo para implementar estrategias productivo-sanitarias que aseguren un óptimo crecimiento, de acuerdo a las características particulares de cada centro de cultivo.

Los resultados que se mostrarán a continuación corresponden a las siembras de la Yearclass 2016 (enero a diciembre) y los valores presentados están en función del peso vivo.

 

  1. Distribución Geográfica

La mayoría de los peces sembrados por nuestros clientes durante la YC2016, están distribuidos entre las regiones X y XI (95%) (Figura N°1).

Figura N° 1: “Distribución siembra YC2016 por región”

  2. Comparación de indicadores productivos YC 2015 – 2016

Al comparar ambos períodos, es posible ver que el peso promedio vivo (Kg) correspondiente a la YC 2016 es levemente inferior (1,8%) respeto al YC 2015 (Figura N° 2). Sin embargo, al comparar el lapso utilizado, la YC2016 muestra una disminución del tiempo de cultivo en 0,9 meses (Figura N°3), lo cual genera un aumento en el indicador RPL (rendimiento por lapso) para la YC2016 de 4,3% respecto de su anterior temporada (Figura N°4), logrando más biomasa por mes de engorda.

 

Figura N° 2: “Peso final Kg YC2015-2016”

Figura N° 3: “Lapso engorda (meses) YC2015-2016”

Figura N° 4: “Rendimiento por lapso (Gr/mes) YC2015-2016”

Con respecto a la mortalidad acumulada obtenida en el periodo de análisis, la YC2016 presenta un valor 14% inferior a la YC2015, que mostró una mortalidad total de 10,86% (Figura N°5). Frente a estos resultados podemos ver que la mejora en el estado sanitario y calidad de los peces ha bajado el nivel de pérdidas, favoreciendo la obtención de mayores biomasas finales en los planteles.

 

Figura N° 5: “Mortalidad total (%) YC2015-2016”

En su conjunto, los indicadores antes mencionados nos entregan factores de conversión biológicos sin mayores diferencias entre las yearclass comparadas, obteniendo para ambas temporadas un FCRb de 1,17 (Figura N° 6). En cuanto al factor de conversión económico, este indicador muestra una mejora de 0,1 puntos, logrando para la YC2016 un FCRe de 1,24 (Figura N°7).

 

Figura N° 6: “Factor de conversión biológico YC2015-2016”

Figura N° 7: “Factor de conversión económico YC2015-2016”

A continuación, se muestra un esquema (Figura N° 8) de los principales indicadores de los tres mejores centros correspondientes a la YC2016.

 

Figura N° 8: “Indicadores productivos top 3 salares 2016”

       

        3. Tendencias

En cuanto a las tendencias, podemos ver que el 81% de los centros de nuestros clientes utilizaron dietas de alto desempeño; el 60% entregó su alimento bajo el sistema de micro-ración; el 56% utilizó fotoperiodo (diversas estrategias) y solo el 25% utilizó la estrategia de siembra a doble densidad (Figuras N°9-13).

 

Figura N° 9-13: “Distribución de uso factores de éxito YC2016”

El 74% de nuestros centros utilizó dietas funcionales a través de al menos una de nuestras estrategias (Figura N°14), ya sea Supreme en pre y pos trasferencia o Protec durante el cultivo (ambas fases). Este es, sin duda, un factor diferenciador en la modulación de enfermedades y calidad de los peces en cultivo, ya que, al ser utilizadas como estrategias definidas, permite obtener pérdidas totales menores en un 22% en comparación con los planteles que no utilizan estrategias de este tipo (2,3 puntos porcentuales) (Figura N° 15).

 

Figura N° 14: “Distribución de uso estrategia funcional YC 2016”

Figura N° 15: “% pérdida total planteles con uso o no uso de estrategia funcional”

 

Cabe recordar que ésta es la radiografía de la recién terminada YC2016 para nuestros clientes. Hoy están en cultivo las YC2017-2018, las cuales presentan diferentes porcentajes de utilización de factores de éxito, donde se aprecia un aumento del uso de doble densidad, micro-ración y alto desempeño, así como también un aumento en dietas funcionales y de transferencia.

 

***

Para finalizar este artículo, podemos concluir que los resultados durante la temporada 2016 muestran estabilidad y mejoras en los KPIs productivos, lo cual está en línea con nuestros objetivos globales de elaborar soluciones nutricionales eficientes que tengan el menor costo por kilo de pescado producido. A su vez, estos resultados demuestran nuestro aporte a la sustentabilidad de la industria a través de nuestros desarrollos e investigación -amparados por el programa Nuterra– así como también a los objetivos comerciales y de calidad de nuestros clientes.

 

 

Para mayores antecedentes o asesoría, favor contactarse con Asistencia Técnica Skretting para agendar una reunión y/o desarrollar algún tema de su interés.

 

Volver arriba