Skretting en el mundo 

|

3 Sep 2014

James Anderson es Asesor en los temas de Océanos, Pesca y Acuicultura y líder del Programa Global de Pesca y Acuicultura (PROFISH) del Banco Mundial. También encabeza la asociación público-privada Alianza para la Pesca Responsable. Antes de incorporarse al Banco Mundial en el 2010, presidió el Departamento de Medio Ambiente y Economía de Recursos Naturales de la Universidad de Rhode Island.

El Banco Mundial es una institución que otorga créditos. Actualmente tenemos un creciente portafolio de créditos por US$ 850 millones en el área de la acuicultura, desarrollando programas en todo el mundo.

Basándonos en el Fish Report 2030, quiero definir nuestras motivaciones. La primera se re ere al crecimiento de la población, la que excederá los 9 mil millones para el 2050 y la segunda es que al incrementar el ingreso de las personas, éstas tenderán a comer más carne. En el 1988 el pescado conformaba un 28% del consumo de carnes y la acuicultura representaba sólo un 3%, mientras que para el 2009, el pescado asciende a un 31% y los pescados que provienen de la acuicultura suben a un 14%. También sabemos que esta industria es la de más rápido crecimiento del sector alimentos, y que actualmente se desarrolla a una tasa de casi el 8%, casi el doble del resto de los sectores. Entendemos también que entre los factores que limitan a la industria actualmente, se encuentran disponibilidad de harina y aceite de pescado, pero sabemos que se está trabajando para desarrollar sustitutos.

Construimos un modelo basado en el modelo desarrollado por IFPRI (International Food Policies Research Institute), el que estudia 45 commodities agrícolas. Nuestro modelo contiene 16 especies, más harina y aceite de pescado, y descompone al planeta en 115 regiones, y simultáneamente esto resuelve una mezcla bizarra de elementos con alrededor de 42.000 variables endógenas. Es un modelo grande y complejo, pero también es un modelo incorrecto debido al hecho de que hay alrededor de 600 especies (30 solamente de camarones) siendo comercializadas, y la acuicultura está creciendo en forma dinámica, con nuevas tecnologías, nuevas especies y nuevas áreas de producción, por lo que la información utilizada es, de hecho, pobre. Los detalles del modelo no son ideales, pero sí constituyen una buena referencia, de la que podemos sacar conclusiones básicas y generales.

aquavision2014_james_anderson3

Una de las conclusiones para la acuicultura en términos de producción global, es que constituirá un 50% de la oferta para el 2030, es decir en el 2030 habrá un 50/50 entre lo que proviene de la acuicultura y lo que proviene de la pesca.

En el 2030 la oferta global de productos del mar será 50/50 entre lo que proviene de la acuicultura y lo que proviene de la pesca.

Para el 2050, se espera también que alrededor de 2/3 del consumo humano de productos del mar provenga de la acuicultura. La tasa de crecimiento de la acuicultura en este período será de alrededor de un 62%, en tanto la producción de la acuicultura se duplicará.

En cuanto a las expectativas por especies (sin incluir las emergentes), la conclusión es que en términos de la producción global, las especies con mayor crecimiento serían tilapia y camarón (90 a 100% en los próximos 20 años). Las otras que están creciendo rápidamente son los moluscos, carpas y otras especies de Agua Dulce, junto con el Bagre, Pangasio y Salmón (40% a 90% en los próximos 20 años). El modelo predice un importante crecimiento en el área de las especies de agua dulce.

Las áreas que se espera observen el mayor crecimiento son Latinoamérica, Sudeste Asiático e India, con más de un 100% de crecimiento para los próximos años. También tendrán un rápido crecimiento (más de un 50%) el Sur de Asia, el Medio Oriente y Norte de África más el África Subsahariana. En estos últimos casos, la producción está partiendo de unos niveles realmente bajos, y el consumo per cápita en estas áreas bajará, puesto que el crecimiento de la población superará al de la producción y no tendrán la posibilidad de importar el resto. En el resto del mundo habrá menos de un 50% de crecimiento, pero por supuesto que en países como China, menos de un 50% de producción implica un crecimiento gigantesco.

Las áreas que se espera tengan el mayor crecimiento son Latinoamérica, Sudeste Asiático e India, con más de un 100% de crecimiento para los próximos años.

En términos de consumo, el Sur de Asia tiene el porcentaje más alto de crecimiento en consumo; India, Sudeste asiático, Norteamérica, Norte de África, China y África Subsahariana, presentarían entre un 30% a un 50% de crecimiento. China es el mayor jugador y el principal importador y exportador del mundo en cuanto a volúmenes de alimentos acuícolas, es también el principal exportador y el tercer importador cuanto a valor transado. En algunos países veremos que el consumo declina, como sería el caso de Japón.

China es el mayor jugador y el principal importador y exportador del mundo en cuanto a volúmenes de alimentos acuícolas, es también el principal exportador y el tercer importador cuanto a valor transado.

En conclusión, la acuicultura producirá cerca de 2/3 de la oferta de productos del mar y China consumirá cerca de un 40% de esta oferta. Los grandes ganadores en porcentajes son tilapia y camarón, mientras que los mayores incrementos se verán en los moluscos y las carpas, y por último, la acuicultura crecerá más rápido en India, Latinoamérica y el Sudeste Asiático.

En cuanto a las principales especies, a pesar de conformar cerca de un 30% de la oferta acuícola, la Carpa es producida principalmente en China, y consumida en ese mismo país, India, y Bangladesh; prácticamente no entra al mercado global, a pesar de que su tasa de crecimiento esperado es de casi un 50%. En este sentido, las Carpas y especies relacionadas son muy importantes para asegurar el abastecimiento mundial de alimento.

Los grupos de especies restantes, por volumen son: Almejas y Ostras, seguidos por Tilapia, Camarones, Bagre y Salmón. Según el valor, el primer lugar corresponde a Camarones, seguidos por Salmón, crustáceos de agua dulce, incluyendo Camarones de agua dulce, Tilapia y Bagre.

EXPECTATIVAS SEGÚN ESPECIES

Camarón: constituye un 7% del volumen mundial de la acuicultura, y se espera que crezca un 9%. Es altamente comercializado, y se estima que su producción crezca en más de un 100%. Pero existen algunos temas que podrían impedir esta expansión: las enfermedades, ha habido al menos 4 epidemias importantes en los últimos años. Necesita un mayor esfuerzo de investigación. Es altamente competitivo, siempre va a haber presión sobre el precio, también hay problemas con respecto al costo de los alimentos, y el tema principal está relacionado con su manejo medioambiental. Dada la cantidad de productores en el mundo, la calidad de los productos también debe ser estudiada, por la presencia de potenciales residuos contaminantes.

Salmón: constituye cerca de un 4% de la oferta mundial de productos acuícolas y es altamente comercializado en el mundo. Se espera que crezca para el 2030 alrededor de 40% a 60% de acuerdo a nuestro modelo. Los temas más importantes relacionados con el salmón son los costos del alimento, pero con toda la investigación que se está llevando a cabo esto va a ser superado, y el otro tema son las enfermedades. La situación ocurrida en Chile es algo que no debería haber pasado. Creo también que el salmón tiene un alto potencial en China, a pesar de los reparos que pudiesen tener los noruegos con respecto a China.

El Salmón representa cerca de un 4% de la oferta mundial de productos acuícolas. Para el 2030 crecería alrededor de 40 a 60%.

Tilapia: Se espera que crezca de un 5 a un 7% de la oferta mundial de productos del mar. Es una especie altamente comercializada, aunque no tanto como el camarón y salmón. Se estima que su producción aumentará en más de un 100%, donde será muy importante el desarrollo de mercado. Es un pez muy versátil y sin sabor, el cual se puede combinar de innumerables maneras. Existe preocupación en cuanto a las variaciones de calidad del producto, y los costos de producción, los cuales deberían bajar.

Bagre y Pangasio: Conforman cerca de un 5% de la oferta mundial de productos del mar. Su comercialización ha ido en ascenso y se estima un crecimiento probable cercano a un 100%. Definitivamente existe un factor de riesgo con respecto a las enfermedades. El rol de China en este negocio es vital. Existen temas de variación de calidad de producto con respecto a ambos y de fraude con respecto al bagre y también a la tilapia, ya que son comercializados como si fuesen otros productos marinos.

Bivalvos (Almejas, Ostras, Mejillones y Ostiones): Representan cerca de un 26% de la oferta mundial, y registran una comercialización internacional altamente variable. La tasa de crecimiento esperado es de cerca de un 16 a un 17%. Entre los temas a considerar se encuentran las enfermedades, especialmente en las ostras, las que pueden poner en riesgo la salud humana. Pero el desarrollo del mercado y de la calidad del producto son significativas. Estos productos acuícolas son las más eficientes fuentes de proteína en cuanto al uso de agua y alimentos, y a estas especies ni siquiera debemos alimentarlas en forma directa, consumen agua salada y algas, por lo cual son extremadamente eficientes en cuanto a la utilización de recursos, algo que debe destacarse más”.

aquavision2014_james_anderson4

Volver arriba