Los recientes trimestres septiembre-diciembre 2015 (Q4 2015) y enero-marzo 2016 (Q1 2016), estuvieron marcados por grandes cambios oceanográficos producto del fenómeno global conocido como “corriente del niño”, en los cuales indicadores como los promedios de temperatura marcaron hasta 2°C sobre el promedio registrado entre ambos períodos.

También se evidenciaron fuertes variaciones de oxígeno en distintas zonas entre la X y XII Región, lo que sumado a las bajas precipitaciones -y por ende aumento de la salinidad del agua-, provocó un efecto directo sobre el desempeño productivo y sanitario de los planteles en el agua durante el período.

Esta serie de cambios oceanográficos generaron condiciones propicias para el aumento explosivo de las concentraciones de microalgas nocivas en el mar, fenómeno conocido como FANs (Floración de algas nocivas). Es así como partir de las últimas semanas de enero de 2016, este fenómeno comenzó rápidamente su aumento generando estrés e inapetencia en los planteles en su primera etapa de floración, hasta la mortalidad total de planteles en las zonas afectadas cuando llegó a su punto más alto.

Las áreas más afectadas correspondieron a la zona norte de Chiloé y Seno del Reloncaví, siendo los Barrios 2 y 9 los que registraron mayores pérdidas durante el evento FANs.

Las cifras oficiales de pérdidas emitidas por Sernapesca ascienden a 25 millones de peces, equivalentes a 39.942 toneladas de biomasa muerta correspondientes a 45 planteles en cultivo, lo que tiene un efecto directo en los volúmenes de exportación para las diferentes compañías en el rubro.

Todos los indicadores productivos están calculados en base a peso planta y corresponden al universo de datos de la base Aquaview Skretting.

Con respecto a los resultados obtenidos por nuestros clientes durante el Q1 2016, y con el fin de enfocar el análisis en indicadores no alterados por la gran pérdida de biomasa en el agua -la cual llegó en algunos casos al 100% de los planteles-, los promedios ponderados expuestos se calcularon sin considerar los centros involucrados en los eventos de mortalidad masiva.

Salmón del Atlántico (Salmo salar)

En relación al universo de datos de nuestra base productiva interna, el análisis de los resultados productivos correspondientes al Q1 2016 nos muestra un Yearclass (YC) 2014 a punto de llegar a su término.

Con un 95% de los peces cosechados, la YC2014 muestra interesantes indicadores a considerar. En forma general, la temporada está marcada por el descenso del peso de cosecha y el período de engorda principalmente debido al aumento de los desafíos sanitarios y abióticos en las áreas de cultivo, lo cual aumenta el riesgo de mantener grandes biomasas en el agua.

Adicionalmente, los factores de conversión biológicos y económicos tendieron a la baja, logrando una disminución de un 4% para ambos indicadores con respecto a la temporada 2013.

Los gráficos que incluyen barras de intervalo corresponden a máximos y mínimos de cada valor expresado.

Figura1

Figura N° 1: “Evolución factor de conversión biológico y económico YC2011-2014, Salmón del Atlántico.

El peso planta y el rendimiento (Kg/smolt) también mostraron una disminución de 8% (395 gr) y 6% (270 gr) respectivamente, asociados a una disminución directa del tiempo de engorda de un 12% (2 meses).

Figura2

Figura N° 2: “Evolución peso planta y rendimiento (Kg/smolt) YC2011-2014, Salmón del Atlántico”.

Por otro lado, el porcentaje de mortalidad de esta temporada ascendió a 11,4%, un 4% menor respecto de la temporada 2013. Se debe considerar que el tiempo de engorda fue menor, lo cual refleja el desafío sanitario constante en esta temporada que provocó cosechas con pesos menores a lo proyectado. Con respecto al desglose por áreas, las mayores mortalidades correspondieron a Río Negro (14,9%) y Chiloé (12,3%), seguidas por Continente (11%); Aysén (10,3%); Puerto Cisnes (8,2%); y Melinka (7%).

Figura3

Figura N° 3: “% mortalidad y tiempo de engorda por áreas YC2014, Salmón del Atlántico”.

Otro aspecto importante de analizar en el universo de datos desde el punto de vista del desempeño productivo es el enfoque en el tipo de dieta que se entregó a los planteles, divididas en estrategias de alto desempeño y tradicional, las cuales se diferencian por la utilización de distintos niveles de energía en las dietas en distintos tamaños productivos del pez. Es así como alto desempeño lo asociamos con dietas como Spirit Plus y Premium, y tradicional con Spirit Salar y Optiline, ambas con una componente de dieta funcional en el nivel de energía correspondiente a su estrategia.

El FCRb correspondiente a la estrategia de alto desempeño alcanzó un valor de 1,25, cifra un 9,6% menor que los grupos alimentados con estrategia tradicional (1,39). Por su parte, el FCRe muestra un valor de 1,37, resultado un 7,2% menor respecto a la estrategia tradicional (1,43).

Otro indicador en uso actualmente es el rendimiento por lapso RPL (Rendimiento/Tiempo engorda) donde la estrategia de alto desempeño muestra valores un 5,8% mayores que la estrategia tradicional (0,271 vs 0,257). Por otro lado, los pesos cosechas y rendimiento se muestran 4% más bajos que la estrategia tradicional en ambos casos. Los resultados de la estrategia de alto desempeño corresponden a peso cosecha 4,732 Kg y rendimiento 4,25 Kg/Smolt, mientras que la estrategia tradicional muestra valores de peso cosecha de 4,946 Kg y rendimiento de 4,43 Kg/Smolt.

Es importante recalcar que la diferencia de peso cosecha para esta comparación de estrategias tiene directa relación al diferencial de tiempo de engorda. Mientras los resultados obtenidos por la estrategia de alto desempeño se logran en un período de 15,9 meses, los resultados de la estrategia tradicional corresponden a un período de engorda de 17,6 meses (11% mayor tiempo en agua).

De igual manera, el rendimiento (Kg/Smolt) se ve afectado por la diferencia de mortalidades en ambos grupos, lo cual favorece la biomasa final cosechada en los grupos tradicionales (Figura N° 4).

Figura4

Figura N° 4: “Variación de Parámetros Productivos. Estrategia Alto Desempeño versus Tradicional YC2014”.

Salmón Coho (Oncorhynchus kisutch)

La YC 2015 para los centros de nuestros clientes fue una buena temporada, destacando el uso de nuestras dietas de la línea Coho: Spirit Coho 2G y Optiline Coho 2G.

El FCRb obtenido fue de 1,17 y el FCRe 1,21 -ambos valores sin diferencias respecto de su YC anterior- (Figura N° 5). Las áreas en que la especie se encuentra representada corresponden a Aysén (41,4%), Continente (42,2%) y Chiloé (16,4%), con FCRb de 1,14; 1,15 y 1,3 y FCRe de 1,18; 1,19 y 1,34, respectivamente.
Figura5

Figura N° 5: “Evolución factor de conversión biológico y económico YC2012-2015, Salmón Coho”.

El peso planta para la temporada 2015 alcanzó los 3,093 Kg, valor un 1,2% superior a la YC2014, mientras que el rendimiento alcanzó un valor de 2,81 kg/smolt (4,4% inferior respecto de la YC 2014) (Figura N°6). Cabe destacar la relación de los indicadores recién mencionados versus el tiempo de engorda, el cual se ve diferenciado en la reducción en un mes para el caso de la YC2015.

Figura6

Figura N° 6: “Evolución peso planta y rendimiento (Kg/smolt) YC2012-2015, Salmón Coho”.

Los porcentajes de mortalidad para la YC 2015 ascendieron a 8,2% versus un 6,6% de la YC2014, lo que puede explicarse por el desafiante panorama presentado por el aspecto sanitario y que en el plano productivo se vio equilibrado por mejores crecimientos en menor tiempo de engorda.

El área afectada con mayores mortalidades correspondió a Aysén (11,09%), seguido por Continente (6,83%), y Chiloé (4,53%) (Figura N°7).

Figura7

Figura N° 7: “% mortalidad y tiempo de engorda por áreas YC2015, Salmón Coho”.

Trucha Arcoíris (Oncorhynchus mykiss)

La Trucha Arcoíris es sin duda la especie más afectada en cuanto a su participación en las siembras a nivel industria. Los grandes desafíos sanitarios sumados a variaciones de precio no favorables del mercado, han repercutido en esta tendencia en su engorda.

Considerando los ingresos del año 2014 (50.240.549 truchas), la temporada 2015 tuvo una reducción aproximada de 30% en las siembras, mientras que las proyecciones para este 2016 hablan de una reducción de entre 6% a 9% respecto a la temporada 2015, según diversas fuentes de análisis.

Los resultados obtenidos en la temporada 2015 mostraron un FCRb de 1,26 -valor un 4% menor que la temporada 2014 (1,31)-, mientras que el FCRe ascendió a 1,39 -valor 5% menor que la temporada 2014 (1,46)- (Figura N° 8).

Figura8

Figura N° 8: “Evolución factor de conversión biológico y económico YC2012-2015, Trucha Arcoíris”

Por su parte, los resultados obtenidos al cierre del Q1 2016 mostraron una fuerte tendencia a obtener mejores resultados productivos que en el período anterior, debido principalmente a la calidad de smolt, utilización de dietas de alta energía, y estrategias sanitarias y de alimentación monitoreadas por el centro de cultivo en el día a día con el soporte de nuestra Asistencia Técnica.

La mejora continua mostrada en los factores de conversión está acompañada también con una mayor productividad desde el punto de vista de la biomasa, obteniendo en la temporada 2015 valores de peso planta de 2,577 Kg –4,5% superior a la temporada 2014-. Por otro lado, se obtuvo 2,29 Kg/Smolt, cifra 10% mayor a la temporada pasada 2014 (2,07 Kg/Smolt) (Figura N° 9).

Es importante destacar el tiempo de engorda utilizado para conseguir estos indicadores, ya que en relación con la temporada 2014 se logró reducir en 0,7 meses el periodo de cultivo (7%), mientras que en comparación con la temporada 2013 la reducción fue de 19% (2,2 meses) con menores pesos planta (2,528 Kg) (Figura N°9)

Figura9

Figura N° 9: “Evolución peso planta y rendimiento (Kg/smolt) YC2012-2015, Trucha Arcoíris”

El 10,3% de mortalidad acumulada durante la temporada 2015 representó una reducción de un tercio respecto al 15,33% obtenido en la temporada 2014. Además de Puerto Natales, cuyo cierre definitivo se actualizará junto con los resultados productivos Q2-2016, las áreas en que se distribuyeron los peces fueron Estuario y Puerto Cisne, que presentaron mortalidades de 11,9% y 9,4% y tiempos de engorda de 9,1 y 8,7 meses respectivamente (Figura N° 10).

Figura10

Figura N° 10: “Porcentaje de mortalidad y tiempo de engorda por áreas YC2015, Trucha Arcoíris”.

Para mayor información, análisis y comparaciones dirigidas de su empresa o centro de cultivo, favor contactarse con su Asistente Técnico asignado o al correo Asistencia.Tecnica@Skretting.com.

Volver arriba